Marcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative

catechetical resourses for the Catholic ChurchMarcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative RCIA in

the Catholic ChurchMarcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative adult

education in the Catholic ChurchMarcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative

Exploring the Catholic ChurchMarcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative Early

Church Fathers
Crossroads Initiatitve, a ministry of Dr. Marcellino

   D'Ambrosio        
 
 
 

La Primera Creyente

La Primera Creyente

Cuarto domingo de Adviento (Ciclo C)

Dr. Marcellino D'Ambrosio - Free Online Catholic ResourcesBy: Dr. Marcellino D’Ambrosio

Translated by: Miguel Carranza

 

Las Bienaventuranzas es uno de los pasajes bíblicos favoritos. Pero, ¿qué es una “bienaventuranza”? En la Biblia, una persona “bienaventurada” es alguien que ha recibido dones de gran valor, dones que llevan a la verdadera realización y a la felicidad duradera.

 

Si te preguntara que nombraras la primera bienaventuranza, probablemente dirías “bienaventurados los pobres de Espíritu”. De acuerdo al evangelio de San Mateo, estarías en lo correcto, pero no de acuerdo a San Lucas. Al principio de su evangelio, San Lucas revela que la primera de las bienaventuranzas es pronunciada por una mujer llenada con el Espíritu Santo, dirigiéndose a otra mujer llenada por el Espíritu. Isabel dice “bienaventurada e aquella que ha creído” (Lucas 1:45)

 

¿Es importante la devoción mariana en la vida el cristiano? Este ha sido un punto de discusión entre católicos y protestantes por cerca de 500 años.

 

Observemos la evidencia solo en el primer capítulo de Lucas. Primero, el Ángel Gabriel la honra o con el saludo, “Salve, llena de gracia” (Lucas, 1:29). Luego Isabel profetiza “bienaventurada eres tu entre las mujeres”. A continuación, Juan salta de gozo en el vientre de su madre al sonar la voz de María. Luego, en su respuesta a Isabel, María profetiza que “todas las generaciones me llamaran bienaventurada” (Lucas, 1:48)

 

Sin embargo, son las palabras finales de Isabel a María las que nos dan la clave para entender porque María  debe ser honrada, su fe.

 

Uno de los gritos de batalla de la Reforma Protestante fue “¡Solo la fe!” Una convicción central que unía los diferentes variantes de la Reforma era la imposibilidad de ganar el favor de Dios con las buenas obras…que por el contrario, recibimos su amor puramente como un regalo, una gracia a través de la fe.

 

Consideremos ahora a María. ¿Acaso atreves el Mediterráneo fundando Iglesias como Pablo? ¿Dio elocuentes discursos como Esteban (Hechos 7)? ¿Gobernó a la Iglesia como Pedro? No. Ella sobresale únicamente por qué le dijo si a Dios. Ella creyó que El podía hacer lo que dijo y El haría lo que dijo.

 

Sin embargo, la verdadera fe no solo es una convicción espiritual sobre la existencia de Dios o que Él puede hacer aquella o esta cosa. Es por ello que Pablo habla acerca de “la obediencia de la fe” (Romanos, 16:26). María se rindió su plan de vida y cedió al plan de Dios. Hizo esto más de una ocasión, aun cuando Jesús la dejó para iniciar su ministerio público. Y cuando ese ministerio le llevo al horro del Calvario, la fe de Maira se mantuvo firme a los pies de la cruz.

 

Los católicos honramos a María por ser el ejemplo perfecto de la más grande virtud Protestante. Irónico, ¿no es cierto? Y el significado más profundo de esta doctrina tan discutida, la Inmaculada Concepción, es que fue la Gracia de Dios trabajando misteriosamente desde el momento de su concepción lo que hizo posible la ejemplar vida de fe de María. Aun su fe s un regalo de su gracia. Todo es por gracia de acuerdo a la doctrina católica.

 

Por supuesto que María ya sabía esto. Por eso respondió a los elogios de Isabel con la humilde y exuberante oración conocida como el Magníficat: “Mi alma magnifica al Señor, y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador”. Ella es como un estanque cristalino que refleja los rayos del sol de regreso al cielo. Así que nadie debe temer que el honor dado a María le restara a la majestad de su divino Hijo. Ella desvía todos los elogios que justamente le hacen hacia Dios, la fuente de su grandeza.

 

Así que la respuesta es que la devoción mariana es necesaria en la vida cristiana. Pero, ¿cuál es la verdadera devoción mariana de acuerdo a los padres del Concilio Vaticano Segundo? No es la piedad sentimental, o la ingenua preocupación por cada aparición que se rumora, sino la imitación de sus virtudes, particularmente su fe (Lumen Gentium 67).

 

 

Haga "click" aqui!

Para descargar e imprimir, Haga “click” aquí!

 

For English - Click Here!

 

Este artículo fue publicado originalmente en “Our Sunday Visitor” como una reflexión sobre las lecturas del cuarto Domingo de Adviento, Ciclo C (Miqueas 5:1-4a, Salmo 80, Hebreos 10: 5-10, Lucas 1:39-45)  y ciclo B ( 2 Samuel 7, Romanos 16:25-27, and Lucas 1:26-38) y se reproduce aquí con permiso del autor.

¿Por Qué Ser Católico? - Marcellino D'Ambrosio - CD
 Por qué ser Católico? Dr. Marcellino D'Ambrosio La peregrinación personal de Marcellino D'Ambrosio de la fe Católica nominal de joven a una fe activa y vibrante en Cristo, y por qué él decidió quedarse en la Iglesia Católica. Disco compacto de 60 minutos.


Lleven su fuego al mundo: Jóvenes que alcanzaron la santidad

 En Lleven su fuego al mundo: Jóvenes que alcanzaron la santidad, Colleen Swaim fija su mirada en ocho almas que fueron encendidas por el fuego del Espíritu y puestas en condiciones para vivir vidas de extraordinaria virtud. Todos llegaron a la santidad por haber sabido luchar contra corriente y por el heroico sacrificio de su juventud.

Seguir a Cristo siempre es difícil. Necesitas fe, esfuerzo, paciencia y amor.

En Lleven su fuego al mundo: Jóvenes que alcanzaron la santidad, Colleen Swaim fija su mirada en ocho almas que fueron encendidas por el fuego del Espíritu y puestas en condiciones para vivir vidas de extraordinaria virtud. Todos llegaron a la santidad por haber sabido luchar contra corriente y por el heroico sacrificio de su juventud.


Home | Site Map | Links | Privacy Policy | Contact Us | Free Newsletter | Win a CD | Calender | Donate Now!
A ministry of Crossroads Productions, Inc. + PO Box 271227 + Flower Mound, TX 75027 + 1.800.803.0118 + a 501(c)(3) tax-exempt organization.