Marcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative

catechetical resourses for the Catholic ChurchMarcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative RCIA in

the Catholic ChurchMarcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative adult

education in the Catholic ChurchMarcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative

Exploring the Catholic ChurchMarcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative Early

Church Fathers
Crossroads Initiatitve, a ministry of Dr. Marcellino

   D'Ambrosio        
 
 
 

Regocijarse

Regocijarse

Tercer Domingo de Adviento, Ciclo B

 

by: Dr. Marcellino D'Ambrosio

Translated by: Miguel Carranza

 

En el tercer domingo de Adviento, el morado penitencial sede ante el rosado para celebrar el domingo de “Gaudete” o “Regocijarse”. “Con gozo me gozaré en Yahvé, exulta mi alma en mi Dios, porque me ha revestido de ropas de salvación (61:10). “Mi espíritu se alegra en Dios mi salvador”, dice la Virgen Maria (Lucas 1:47). “Vivan siempre alegres”, dice san Pablo (1 Tesalonicenses 5:16). “Rectificad el camino del Señor”, dice Juan el Bautista (Juan 1: 23).

 

¿Por qué  nos llama Juan al arrepentimiento en este domingo para regocijarse? Pareciera que su llamada al arrepentimiento no concuerda con el mensaje de las otras lecturas.

 

Créanlo o no, San Juan es el santo patrono del gozo spiritual. Después de todo, en presencia de Jesús y Maria, el saltó de gozo en el vientre de su madre (Lucas 1:44). Y se dice también que él se regocija mucho al oír la voz del novio  (Juan 3:29-30).

 

Esto es muy interesante. Las multitudes venían a escuchar a Juan de todos los rincones de Israel antes que nadie escuchara sobre el carpintero de Nazaret. De hecho, Juan incluso bautizo a su primo, lo que inició el ministerio público de Jesús y puso fin a la carrera de Juan.

 

La mayoría de nosotros no apreciaríamos la competencia. A los fariseos y a los saduceos ciertamente no les gustó. Se sintieron amenazados por la popularidad de Jesús. Pero Juan incluso alentaba a sus discípulos a seguir al cordero de Dios. Cuando la gente llegaba lista para honrar a Juan como su Mesías, el los corregía. El no era la estrella de la película, solo el mejor actor secundario. Jesús era al que habían de observar. Pueda que Juan tuviera el centro del senario por un tiempo, pero ahora que la estrella se había hecho presente, era hora de que se escabullera a los camerinos.

 

De acuerdo a Juan, él solo era el padrino de la boda. Ciertamente, es un honor ser escogido como “padrino”. Pero el padrino no se queda con la novia. De acuerdo a la costumbre judía, el papel del padrino era llevar la novia al novio, y luego hacerse a un lado. Juan encontró dicha desempeñando este papel. “Mi dicha está completa, Él debe crecer y yo debo decrecer”.

 

Juan el bautista tenía gozo porque era humilde. De hecho, nos muestra la verdadera naturaleza de esta virtud. La humildad no consiste en darse golpes de pecho, ni en negar que se tiene algún talento o importancia. Juan sabia que el tenia un papel importante y que debía desempeñarlo agresivamente, con autoridad y confianza. El hombre humilde no se mira a sí mismo de modo vergonzoso. De hecho, el humilde ni siquiera se miraba a sí mismo. Él mira más allá de sí mismo, mira hacia el Señor.

 

La mayoría de las personas, en más de alguna ocasión luchan contra un sentimiento de insuficiencia. El orgullo es la forma que el pecado tiene de lidiar con esto. La gente orgullosa se preocupa de sí misma, viendo a todos los demás como competencia. Los orgullosos se exaltan sobre los deña esperando que esto les haga sentirse más valiosos y que les de paz interior. La historia de la humanidad ha probado lo contrario una y otra vez. Aun los historiadores riegos paganos sabían que hurís o orgullo era el precursor de la tragedia. El orgullo siempre viene antes de la caída, como en el Jardín del Edén.

 

La humildad trae liberad de este yugo desesperante. El tratar de exaltarse y protegerse a cada momento es una tarea agotadora. El recibir nuestra dignidad y valor como un reglo de Dios, nos libera de esta carga tan estresante. Libres de la cegadora compulsión de dominar, podemos tener un sentido de satisfacción. Incluso somos libres para reconocer a Dios en alguien más, y regocijarnos cuando otros reconocen y honran la bondad de Dios en esta persona.

 

Pero, ¿qué hay con la llamada de Juan al arrepentimiento? ¿Cómo es que esto es una Buena Noticia? Porque el arrepentimiento está relacionado con la humildad, y la humildad está relacionada con la libertad. La libertad nos lleva a la paz interior y al gozo, gozo en presencia del Novio.

 

Para descargar e imprimir, haga "click" aqui!

Para descargar e imprimir “Acción de Gracias y Eucaristía", Haga “click” aquí!

 

 

 

Esto fue publicado originalmente en “Our Sunday Visitor” como una reflexión sobre las lecturas para el Tercer Domingo de Adviento, Ciclo Litúrgico B (Isaías 61:1-2, 10-11; Lucas 1: 46-54; I Tesalonicenses  5:16-24; Juan 1: 6-8, 19-28). Se reproduce aquí con permiso del autor.


 Por qué ser Católico? Dr. Marcellino D'Ambrosio ¿Por Qué Ser Católico? - Marcellino D'Ambrosio - CD
La peregrinación personal de Marcellino D'Ambrosio de la fe Católica nominal de joven a una fe activa y vibrante en Cristo, y por qué él decidió quedarse en la Iglesia Católica. Disco compacto de 60 minutos.

 

Defensores Amigables Tarjetas Catolicas
Defensores Amigables estan disenadas para ayudarte a entrenar tus hijos para que nunca se alejen del amor de Dios y de la Iglesia Catolica que establecio nuestro Senor Jesucristo. Las 50 tarjetas contienen preguntas comunes que la genta hace sobre la Fe Catolica asi como respuestas cortas y faciles de entender.

 

 


Home | Site Map | Links | Privacy Policy | Contact Us | Free Newsletter | Win a CD | Calender | Donate Now!
A ministry of Crossroads Productions, Inc. + PO Box 271227 + Flower Mound, TX 75027 + 1.800.803.0118 + a 501(c)(3) tax-exempt organization.