Marcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative

catechetical resourses for the Catholic ChurchMarcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative RCIA in

the Catholic ChurchMarcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative adult

education in the Catholic ChurchMarcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative

Exploring the Catholic ChurchMarcellino D'Ambrosio, Crossroads Initiative Early

Church Fathers
Crossroads Initiatitve, a ministry of Dr. Marcellino

   D'Ambrosio        
 
 
 

El que se Queda Dormido Pierde

El que se Queda Dormido, Pierde

Primer domingo de adviento, Ciclo B

 

1st Sunday of Advent

Alguna vez has tenido uno de esos días en que desearías que Dios apareciera y con un chasquido de sus dedos hiciera un milagro. El pueblo de Israel vivió por 500 años días como esos, quejándose bajo la opresión de un tirano tras otro. El libro del profeta Isaías lo expresa así: “Ojalá rasgaras los cielos y bajaras, estremeciendo las montañas con tu presencia.”(Isaías 63:19)

 

El problema es que Dios si contestó sus oraciones. Se apareció en persona e hizo milagros que superaron todas las expectativas. Pero ellos no le reconocieron. De hecho, le crucificaron.

 

1st Sunday of Advent - Baby Jesus

¿Cómo pudo ocurrir algo así? El análisis de Jesús es que se durmieron en sus puestos de trabajo (Marcos  13:33-37).  Efectivamente, ellos pasaban ocupados en un sin fin de actividades incluyendo muchas practicas piadosas, pero estar constantemente en movimiento también puede arrullarnos para dormir, como sucede a los bebes en los viajes largos. “Dormidos” quiere decir inconscientes, descuidados, letárgicos. “Nadie invocaba tu nombre, nadie se levantaba para refugiarse en ti” (Isaías 64:5). Asistir a misa de vez en cuando no basta, hacer a Dios solo parte de tu vida no es suficiente. El exige que ser adorado, lo cual quiere decir que Él debe estar al centro de nuestras vidas y ser número uno en nuestra lista de prioridades. No sólo tenemos que creer que Él existe, tenemos que seguirlo a Él y hacer su voluntad ávidamente.

 

Él ha prometido regresar. Pero esta vez no será de forma oculta. Esta vez no vendrá envuelto en pañales, si no en vestiduras de juez. El Adviento es principalmente un tiempo para recordar que Él va a regresar y que debemos estar mejor preparados para recibirlo de lo que los israelitas estaban la primera vez.

 

¿Qué ha hecho nuestra sociedad con el Adviento? Lo ha convertido en “los días de compras antes de navidad”. Como si no estuviéramos ya suficientemente distraídos de las cosas Dios, ahora resulta que también tenemos que ahogar esa pequeña vos interior que nos susurra villancicos. Entre la locura de los centros comerciales y las fiestas de oficina, es fácil pasar por alto la verdadera razón para la temporada.

 

Has escuchado alguna vez el chiste sobre el joven sacerdote que entra en la oficina del párroco y le dice: “Han visto al Señor caminando por el pasillo central de la iglesia. ¿Qué hacemos?”. El párroco lo mira alarmado y dice: “¡Por el amor de Dios, padre! ¡Póngase a trabajar! ¡Que nos encuentre ocupados!”

 

En el evangelio de Marcos, Jesús nos deja claro que no va a ser una experiencia placentera para los que el encuentre dormidos cuando Él venga. No se trata simplemente de estar “ocupados”, si no ocupados en las actividades correctas, ocupados siguiendo a Dios y haciendo su voluntad.

 

Los puritanos reconocieron la forma sutil en la que la algarabía de la temporada nos aleja del verdadero sentido del nacimiento de Cristo.  Su solución fue prohibir por completo la celebración y su festividades asociadas. El enfoque católico no es prohibir la festividad, si no usarla.

 

Adent Candles Wreath - Birth JesusEn nuestra preocupación por buscar regalos para todos nuestros seres queridos, ¿Nos acordamos que Dios nos ha revestido de muchos regalos espirituales (1 Cor 1: 3-9)  diseñados para prepáranos para su venida? Se nos han dado como regalos los sacramentos, el tesoro de la espiritualidad y oración católica, la gran herencia de héroes y santos, y los carismas y dones del Espíritu Santo entre otros. ¿No sería grandioso si para esta navidad nuestra lista estuviera llena de regalos que ayudaran a los demás a abrir los regalos espirituales que Dios les ha dado? Regalos que si tendrían que ver con Jesús, cuyo cumpleaños celebramos. ¿Y qué tal si  antes de cada visita al centro comercial, hacemos una visita al Santísimo Sacramento? Y tal vez  al decorar nuestra casa podamos dedicar igual cantidad de tiempo a vestirnos con las virtudes que agradan a Dios más que las guirnaldas o el árbol de navidad.

 

For English - Click here!

 

El Dr. Marcellino D’Ambrosio escribe desde Texas. Para más información sobre su peregrinaje de Año Nuevo hacia Tierra Santa o sobre sus recursos, visite www.crossroadsinitiative.com  o llame al 1.800.803.0118.

 

Esto fue publicado originalmente en “Our Sunday Visitor” como una reflexión sobre las lecturas para el primer domingo de Adviento, Ciclo Litúrgico B. Se reproduce aquí con permiso del autor.

 


Home | Site Map | Links | Privacy Policy | Contact Us | Free Newsletter | Win a CD | Calender | Donate Now!
A ministry of Crossroads Productions, Inc. + PO Box 271227 + Flower Mound, TX 75027 + 1.800.803.0118 + a 501(c)(3) tax-exempt organization.